Mate Al Aro

Porzingis golpea primero (1-0)

Noche de emociones fuertes en un atestado TD Garden. Ocasión histórica para ponerse un anillo de campeón después de muchos años. Y Pep Guardiola, amigo de Joe Mazzulla, fue testigo en primera fila de la primera victoria celtic en la final ante los Dallas Mavericks.

Los verdes dominaron con autoridad durante casi todo el partido. Más allá de algún sobresalto en el tercer cuarto, en el que Dallas se acercó a un par de posesiones, Boston definió todo desde un primer cuarto con un parcial de 37-20 apoyándose en una defensa estelar y una avalancha de triples.

Un espectacular mate de Jaylen Brown para poner el 26-44 fue un jarro de agua fría para los texanos, desbordados por el huracán verde.

Pero la noticia de la noche estaba en el retorno a la cancha por lesión de Kristaps Porzingis. El letón fue absolutamente decisivo para la victoria local. Aportó 20 puntos y 6 rebotes en tan sólo 21 minutos de juego mostrándose imparable en ataque. En defensa también estuvo muy activo colocando un gran tapón en una canasta cantada visitante en contraataque.

Jaylen Brown anotó 22 puntos y cogió 6 rebotes siendo el jugador local más contundente. Jason Tatum acompañó a ambos con 16 puntos y 11 asistencias para unos Celtics que nunca vieron en riesgo la victoria.

¿La clave del primer partido de la final? El casi 40% de efectividad desde la línea de tres para los de Mazzulla, algo que les permitió mantener la distancia aun cuando los visitantes se acercaron en los últimos dos cuartos. Así, a pesar de que los Mavs ganaron el parcial de la segunda parte, la diferencia cosechada por Boston en la primera parte los encaminó hacia el triunfo.

Leer  La leyenda de la NBA Shaquille O'Neal actuará como DJ en el festival almeriense Dreambeach Villaricos

Otra de las claves del partido fue la floja actuación de Kyrie Irving que se quedó tan sólo en 12 puntos anotados. A Luka Doncic le costó multiplicarse a pesar de sus 30 puntos anotados. La tela de araña de Mazzulla le negaba los pases hacia afuera y el esloveno estuvo algo incómodo en los instantes decisivos.

El próximo asalto será en la madrugada del domingo al lunes (2:00 a.m. hora española) en el mismo escenario. Los de Jason Kidd deberán marcar el ritmo del partido si quieren tener opciones de empatar la eliminatoria. 

John Petty Jr

Ingeniero industrial. Hablo de NCAA y a veces de NBA